Vecinos denuncian desde 2011 la existencia de un bar “con irregularidades”

Elevaron una carta a Enciso que no ha tenido mayores respuestas

Vecinos denuncian desde 2011 la existencia de un bar “con irregularidades” en calle Libertad, mientras la Justicia investiga

Los incidentes en un bar de la ciudad, en la denominada zona roja de Sarandí Grande, no solamente dejaron el descubierto hechos violentos con hombres y mujeres como protagonistas. Al mismo tiempo, desataron una investigación judicial y policial en la búsqueda de posibles casos de prostitución ilegal en estos bares, en su mayoría ubicados en la calle Libertad y donde obviamente los permisos comerciales no están dentro de la órbita de whiskerías.
Mientras la Justicia a nivel local trabaja en el caso, y se derivan conclusiones y elementos hacia la ciudad de Florida con el objetivo de esclarecer el o los casos, un grupo de vecinos de la zona se ha manifestado abiertamente en contra de la proliferación de estos bares… y dos años más tarde de la primera queja, reformulan aquel pedido.

Es así que tras la publicación del informe de la pasada semana en PUNTO Y APARTE, vecinos de las calle Libertad y Dr. Sanjuán se acercaron a nuestra redacción para indicar un hecho no menos importante: desde hace dos años están elevando quejas a las autoridades por los inconvenientes que causan estos locales nocturnos, pero no han tenido eco.

Concretamente el lunes 5 de setiembre del año 2011 una carta firmada por unos 30 vecinos fue elevada al Intendente departamental Carlos Enciso, la cual figura como Expediente N° 03641/11 en la Intendencia Departamental de Florida.

La carta

“Los que suscriben firmados al pie del presente, vecinos domiciliados en calle Libertad y Dr. Sanjuán de esta ciudad, queremos hacer llegar a usted para su conocimiento una serie de irregularidades que desde tiempo atrás están pasando en un bar, sito en calle Libertad entre las calles Faustino Harrison y Dr. Sanjuán, conocido por la Parrilla, con un cartel (Bar y Parrillada Los Amigos) el mismo es alquilado por la Sra. de apodo Patricia, siendo su nombre original Cristina López, la cual se domicilia en calle 18 de Julio N° 670 de esta ciudad.
En dicho bar al cual regularmente le abren de noche hasta el amanecer del día siguiente, el sonido de una rocola y equipos de música son a todo volumen escuchándose estos a 200 metros del lugar, ningún vecino puede dormir, menos descansar, esto es a diario, además los fines de semana (domingos) prosiguen hasta las horas del mediodía escuchándose gritos, cantos y palabras obscenas dentro y fuera del local hacia la vía pública.
Esto es soportado por todo el vecindario día a día y es de conocimiento de todos: hemos hablado con la señora Patricia de estas molestias y ha omitido esta situación que no beneficia a nadie, sólo a sus propietarios.
En el mismo lugar, en la parte de atrás, hay habitaciones donde viven mujeres que trabajan en el bar de noche y durante el día reciben a hombres mayores y menores de edad a toda hora, lo que es visto y observado por nuestros hijos menores, siendo esta una situación totalmente desagradable y de difícil solución para nuestras familias que a diario soportamos estos desórdenes.
Cabe agregar que en el bar frecuentemente se juntan hombres, mujeres y menores de edad los que consumen alcohol y durante la noche, algunos tomados terminan de madrugada a las trompadas, derivando esto a ruidos, gritos, golpes y personas lastimadas todo dentro y fuera del local hacia la calle.
Es de hacer notar que un vecino en el mes de marzo del corriente año procedió a denunciar estos tipos de irregularidades ante las autoridades del INAU, registrándose la misma con el expediente N° 19934.
A esa autoridad y a los efectos que correspondan se presenta esta denuncia referente a situaciones muy irregulares en un comercio (bar). Desde ya agradecemos su colaboración para una pronta tranquilidad en nuestro vecindario, que es un derecho que nos corresponde en la sociedad y nos merecemos todos por igual”.

Luego aparecen las firmas y documentos de identidad de los jefes y jefas de familia que corroboran la misiva.

 

Semanario Punto y Aparte

 

 

 

 

Autor entrada: Sdi Gde