Repetidos cortes en el servicio de UTE

Deficiente percepción de los vecinos sobre el ente energético

Repetidos cortes en el servicio de UTE aumentan mediocridad de la empresa estatal


Quizás sean las tormentas que se forman cada día, durante las dos últimas semanas, con intensa actividad eléctrica y granizo copioso. O quizás las lluvias, que han anegado toda la zona. O peor aún, puede ser el viento con sus rachas de más de 100 kilómetros por hora, que derriba a su paso todo lo que se atraviese.
Sin embargo no lo es. Ni lluvia ni viento ni nada hemos tenido que soportar en los últimos 15 días.
Pero de repente son las palomas, que se cuelgan de las líneas de alta tensión. O el calor, que supera los 60 grados. Pero no. El calor en su ola más intensa llega a los 35 grados C, y las palomas han existido desde siempre.
Entonces, nadie sabe y nadie tiene respuesta sobre los intermitentes cortes en el servicio de energía eléctrica que nos brinda la empresa estatal UTE, esos cortes que ya son como el pan de cada día.
Al mediodía, sobre las 13 o las 14 o las 15 horas, un par de cortes. Breves, por lapso de algunos minutos, pero no fallan. Es más. El día que no se corta, miramos extrañados al reloj del microondas para saber que todo está bien.
Sin explicaciones lógicas desde el ente energético, los cortes van y vienen y afectan por igual a toda la ciudad y la región suburbana, porque las quejas a granel provienen de una amplia zona con epicentro en Sarandí Grande.
Así, aumenta la deficiente percepción que tenemos los uruguayos de UTE, esa empresa que te cobra la tarifa más alta de Latinoamerica y no logra adecuar sus instalaciones y equipaciones a los tiempos que corren. Y lo peor es que la propia empresa no hace nada para modificar esa sensación de mediocridad.

 

 

Semanario Punto y Aparte

 

 

 

 

 

Autor entrada: Sdi Gde