Luego de 17 años, abrió el cine en Sarandí

Cine Center, la idea de Hugo Falero en formato pequeño

Luego de 17 años, abrió el cine en Sarandí

Por Dino Cappelli

Y un día el sueño del Maestro Hugo Falero se hizo realidad. Y aquella idea, craneada en tantas noches de insomnio, se pudo concretar. Un cine, o un micro cine, como lo prefiera llamar. Cine Center, en realidad su nombre cuasi comercial.
En el viejo edificio del viejo cine de Sarandí Grande, renace el biógrafo. Y la historia, por demás delirante en estos tiempos de múltiples pantallas táctiles, tiene mucho de película.
“Esto es algo que estaba un poco pendiente. Siempre me gustó el cine, y cuando teníamos la sala grande que por distintas razones se dividió, mantuvimos igualmente la idea de armar algo acá, una especie de micro cine. Por problemas laborales esto era inviable, pues lleva su tiempo, pero hoy lo hicimos realidad. La gran satisfacción para nosotros mismos de estar manejando estos aspectos que tanto nos gustan, el tema de películas y cine, pero sobre todo que haya un espacio más abierto a la comunidad, vinculado a lo cultural. Pensamos que esto siempre tiene que estar presente, por más chica que sea la ciudad, y Sarandí Grande se lo merece. Es apuntar un poco a los intereses de la población e ir proporcionando el material de manera que la misma se sienta conforme con lo que pueda ver”, cuenta Hugo a PUNTO Y APARTE desde la comodidad de las nuevas butacas instaladas en Cine Center.
La sala está equipada con 38 butacas, una pantalla de 4 metros por 2,30 metros, un buen equipo de sonido acorde a lo que se necesita, y un ambiente de confortabilidad dentro de las pequeñas dimensiones. “Para los fines que nos hemos propuesto, estamos conformes”, dice Hugo, quien acompañará las emisiones de grilla comercial –que este fin de semana presentó las películas Hombre de Acero y El Conjuro- con otras sesiones.
“No queremos asumir la responsabilidad de estar todos los fines de semana en esto, pues tenemos unos cuantos años y queremos nuestros días libres, pero es intención emitir películas comerciales y conformar grupos de gente interesados en venir. Se acuerda el día, la hora, la película acorde a las edades y los gustos, y de esa manera proyectamos”. En esta línea ya están asistiendo los más pequeños de la educación pública local, el caso de los chiquitos del Jardín de Infantes, los primeros en ser deslumbrados con el nuevo cine local.
“Armamos un programa acorde a las edades y niveles que están cursando, así lo hicimos un poco más allá de la diversión y el entretenimiento, como un medio de comunicación que también trasmita valores a los jóvenes estudiantes”, añade Falero. En su rostro se denota la satisfacción del docente de todos los tiempos, en los niños surgió espontáneo el aplauso al finalizar la película, y así los intereses de unos y otros van más allá de la economía.

En cartelera

Cada semana, en los diferentes medios de comunicación de la ciudad y en las carteleras de Cine Center, se exhibirán los afiches de las películas que se emitirán cada fin de semana. Así por ejemplo ya se anuncia para este sábado la película ¿Y si viviéramos todos juntos?, un film que repasa la temática de la convivencia de múltiples edades en un mismo hogar, orientada hacia toda la familia.

17 años

Desde aquel Nuevo Cine Sarandí aún perdura el último gran filme exhibido, Viven, con la tragedia de Los Andes como telón de fondo. Luego, la nada y la muerte de uno de los espacios preferidos por tantos sarandienses. Pasaron 17 años, y volvió el cine a una sala totalmente distinta. De las 500 butacas de entonces, hoy son 38, pero la competencia a la hora de las pantallas es feroz y Falero le plantea batalla.
“El hecho de venir en grupo, un ambiente oscuro y ambientado, el buen sonido, y una pantalla gigante que siempre ofrece otra perspectiva y otra imagen que nos traslada más a la película misma”, narra Hugo Falero, quien minimiza la inversión realizada pero admite que es importante. “Lo más costoso fue el proyector y las máquinas, luego fuimos ambientando y preparando”.
No es frecuente que un cine se abra en el país, y menos aún en una ciudad del interior del departamento. Sarandí Grande hoy disfruta de Cine Center, y quizás sea el comienzo de otras historias de película.

 

Semanario Punto y Aparte

 

Autor entrada: Sdi Gde